05/03/2021

Joventut Antoniana participa en la presentación de la Guía Caritativa y Social de la Diócesis de Segorbe-Castellón

La Diócesis de Segorbe-Castellón organizó el pasado 3 de marzo, dentro del calendario de actos que se han organizado para celebrar la Semana Social Diocesana, la presentación de su Guía Caritativa y Social en la que Joventut Antoniana está presente junto a otras 11 entidades. Así, este documento repasa los diferentes recursos que conforman nuestro trabajo (atención primaria, empleo, acogida y escola de familia) así como la labor que realizamos desde la asociación durante la campaña de Navidad para preparar la llegada de los Reyes Magos a Vila-real y el lanzamiento, el pasado año, de la plataforma www.soysolidario.es para canalizar donaciones.

Nuestro copresidente, Albert Arrufat, definió en su intervención en el acto de presentación nuestro compromiso como miembros de la Joventut Antoniana con tres verbos: aprender, crecer y descubrir. “Primero, aprender a dejarnos guiar por el Señor, a promover la justicia social y la dignidad de todos los seres humanos, a ser compasivos y a cuidar la casa común. Segundo, a crecer juntos como comunidad, sin dejar fuera a nadie. También a crecer al lado de las familias que atendemos y hacerlas protagonistas de su propio crecimiento. Tercero, a descubrir a Jesús en los pobres”. Además, «somos una asociación franciscana de jóvenes en el seno de la Iglesia, para el ejercicio de la acción caritativa, que bebe del carisma y de la espiritualidad franciscana, teniendo como valores la fraternidad, clave central en el itinerario de santo de Asís; la solidaridad, agradeciendo y compartiendo el amor de Dios, y la humildad, reconociéndonos limitados y menores, siguiendo el ejemplo de san Francisco de Asís y de san Antonio de Padua», destacó el presidente.

Arrufat acabó su parlamento con una cita atribuida a san Francisco de Asís, que dice: «Que vuestra vida sea la mejor manera de anunciar el Evangelio y si no hay más remedio utilizad las palabras». «El mejor ejemplo que podemos ofrecer es anunciar el Evangelio, transmitir a Jesús, con la fe, con el testimonio de nuestras vidas, sin glosa ni interpretaciones. Esta es la misión de los que formamos la Joventut Antoniana», concluyó el copresidente.

Por su parte, el obispo de la Diócesis, D. Casimiro López Llorente, puso el acento «en vivir el mandamiento del amor y el compromiso por la justicia como servicio a los más necesitados y testimonio de fe» siguiendo el 4º objetivo específico del Plan Diocesano de pastoral y encomió el servicio caritativo y social como expresión del amor de Dios porque, «el lenguaje que mejor evangeliza es el del amor» y «el medio más eficaz de llevar a cabo esta tarea en el ámbito social es el testimonio de nuestra vida».