01/01/1970

Joventut Antoniana destina más de 42.000 euros a su labor social en 2019 y atiende a 29 familias nuevas


Joventut Antoniana destinó durante el pasado año 42.358,74 euros a los diferentes programas, servicios y acciones que conforman su labor social en Vila-real. El grueso -27.014,35 euros- se destinan a los alimentos que se reparten, la Escola de Família (5.033,28 euros) o la compra de pañales y leche infantil (3.907,13 euros) son las principales partidas económicas. Durante 2019 fueron 29 las familias que, por primera vez, acudieron a Joventut Antoniana de las que 13 eran de origen marroquí, nueve españolas, cuatro colombianas y las tres restantes provenían de Serbia, Venezuela y Argentina.

Respecto a la atención primaria --las visitas domiciliarias para el acompañamiento, seguimiento y reparto de alimentos y otros productos de primera necesidad--, se atendió a 257 personas de 71 núcleos familiares. El perfil de demandante de estas ayudas es de familias en situación de vulnerabilidad y exclusión, aquellos que tienen insuficiencia de ingresos para cubrir las necesidades básicas y aquellos que abandonan sus países por causas políticas, sociales o económicas y viven de forma irregular en España. En total hubo 673 intervenciones dentro de la atención primaria. La Escola de Família, que complementa la atención primaria, también ayudó a 25 niños de entre seis y 10 años en la ludoteca, 12 personas asistieron a clases de alfabetización y ocho adolescentes recibieron apoyo para mejorar su rendimiento académico.

Otro de los ejes de Joventut Antoniana se centra en la inserción laboral. En este ámbito, y durante el pasado ejercicio, se registraron 165 peticiones de empleo de las que 39 personas encontraron trabajo. Quienes acudieron a este servicio fueron, principalmente, mujeres de mediana edad, desempleadas de larga duración con formación básica o sin finalizar y problemas de inserción. “Hoy en día tener un empleo no garantiza salir de la pobreza, se crea empleo pero muchas veces es precario”, lamentan desde Joventut Antoniana.

La tarea que realiza la asociación no sería posible sin la colaboración de los voluntarios. En total hubo 65 personas que entregaron su tiempo para ayudar a quiénes tienen dificultades. Desde la entidad destacan que, más allá de las cifras, “detrás se esconden personas y familias” e insisten en la importancia del trabajo en red para optimizar las respuestas ante las necesidades sociales desde la “independencia, identidad y sistema propio”. Así pues, Joventut Antoniana se coordina con la Concejalía de Servicios Sociales de Vila-real así como con Cáritas Interparroquial, Conferencias de San Vicente de Paúl, Fundació Tots Units y Creu Roja.

“Como siempre, en Joventut Antoniana nos centramos en la atención a las personas más vulnerables, realizando un acompañamiento en un camino lleno de dificultades pero, también desde la esperanza y las oportunidades. Los voluntarios estamos llamados a ser testigos de la fraternidad con todas las personas, especialmente con las más empobrecidas y excluidas. Día a día, tratamos de estar al lado de nuestros hermanos más necesitados, para acompañarles y ofrecerles las herramientas que les ayuden a recuperar la autonomía, autoestima y la motivación”, valoran desde la asociación.

 

Además, la asociación trabaja ya, en colaboración con el Ayuntamiento, en la llegada de sus Majestades los Reyes de Oriente. La situación sanitaria actual imposibilita el desarrollo de los actos en su formato habitual pero el objetivo es poder realizar tanto la recogida de las cartas como el desfile por las calles y las visitas a los domicilios aprovechando las nuevas tecnologías.

 

GESTIÓN DURANTE LA COVID-19

 

Respecto a la labor realizada por Joventut Antoniana desde la activación del primer estado de alarma, la entidad ha mantenido la entrega de alimentos o vales así como las atenciones pero por vía telefónica en los momentos más delicados. En este sentido, el primer reparto de alimentos se produjo el 14 de marzo para dar cobertura a seis semanas. Los días 27 de abril, 8 de junio y 29 de junio se dieron vales de compra para el supermercado Consum. El importe de estos vales ha sido de 11.500 euros. Del mismo modo, manteniendo el martes como día de atención y desde el 16 de marzo, se realizaron 865 llamadas a las familias durante el confinamiento para conocer cómo llevaban la situación y qué necesidades tenían.