13/04/2018

Conferencia Cardenal D. Carlos Amigo

El tiempo pasa, pero el amor permanece

 “Los cien años son simplemente una señal de que el tiempo pasa pero el amor permanece”. Con estas palabras, el cardenal Carlos Amigo Vallejo afirmaba la actualidad de la vida franciscana. “La Joventut Antoniana, con vuestra presencia, estáis dando respuesta a la vigencia del espíritu franciscano”, añadía. Pero de la conferencia que Amigo compartió con motivo del centenario de la fundación de Joventut Antoniana en Vila-real emanaron otras ideas como que la nostalgia del pasado solo produce tristeza y que el miedo al futuro destruye la esperanza. Por ello, Amigo animó a los miembros de la asociación y a todos los asistentes a mirar el pasado con gratitud, el presente con esperanza y a no cesar en el trabajo para definir el porvenir que queremos.

Bajo el título ‘Espíritu y vida franciscana. Actualidad y futuro’, la ponencia también abrió a la reflexión sobre los valores de la espiritualidad franciscana, como la sencillez y la humildad, y la fraternidad universal de la Iglesia. En este sentido, Amigo recalcó que todos somos hijos de Dios y habló de su experiencia durante sus años como arzobispo de Tánger en un episodio en el que el testimonio de un musulmán hizo también suya la representación del actual Santo Padre asegurándole al cardenal que “cuando una persona es justa y buena, nos pertenece a todos”, recordó. Así, Amigo también habló de ser en la vida testigos de la bondad de Dios y deseó que las huellas de nuestro paso por el mundo sean las de Jesucristo.

Retomando la actualidad franciscana, el cardenal hizo un repaso por los último Papas, desde Pío XII hasta Francisco, y aseveró que “La Iglesia necesitaba a Francisco” y que “Dios siempre llega puntual y pone al frente de la Iglesia a aquel Papa que la sociedad necesita en cada momento”. Amigo aseguró que lo importante es Dios, señaló a la pobreza y a la humildad como los mejores consejeros y dijo que el bien es la causa de la felicidad. En el camino y la pobreza de san Francisco, recalcó que Dios es el pilar fundamental y la única prioridad. Por eso, vestir los hábitos de los pobres será, tal y como asintió, la única manera de que los cristianos no estemos siempre completamente desnudos.

Tras las palabras del cardenal, los miembros de Joventut Antoniana y el alcalde de la ciudad le obsequiaron con varios detalles en señal de agradecimiento. Finalmente, Amigo procedió a la firma de ejemplares de su libro: ‘Francisco de Asís. Historia y leyenda’.